¿Es el PLA reciclable o incluso biodegradable?

Si existe un problema con la impresión 3D es la cantidad de desperdicio que genera, aunque es complicado determinar cuánto es exactamente.

En la mayoría de los casos, tanto los restos de materiales utilizados como las piezas que no resultaron bien impresas son enviadas a un basurero donde quedarán enterradas por miles de años.

Sin embargo ¿son los plásticos PLA reciclables? ¿Se pueden biodegradar?

¡Respondamos a esas preguntas!

¿Es el PLA Reciclable?

Más allá de que el PLA es considerado como plástico reciclable, e, incluso, biodegradable, no puede ser reciclado junto a otros tipos de plásticos debido a su baja temperatura de derretimiento, ya que esto ocasionaría problemas en centros de reciclaje.

Las dos formas principales de reciclar PLA son entregarlo a una planta de reciclaje que pueda manejarlo o triturarlo y extruirlo en un nuevo filamento.

Si bien esto puede sonar como una respuesta extremadamente mundana y obvia, reciclar PLA no es tan simple como podría pensarse.

El plástico de ácido poliláctico (PLA) es un producto derivado de plantas hecho típicamente de almidón vegetal fermentado (maíz, caña de azúcar y otros), y por lo tanto uno pensaría que esto lo hace tanto biodegradable como reciclable, ¿verdad?

Bueno, no del todo; ambas afirmaciones son ciertas, pero requieren un proceso más especializado para hacerlo, ya que no puede simplemente arrojar su PLA a la papelera de plástico y esperar que se recicle.

Echemos un vistazo más de cerca a cómo se recicla el PLA y qué deberías hacer cuando tus impresiones en PLA resultaron tan feas que deseas tirarlas…

¿Cómo reciclar PLA?

El PLA es un termoplástico, lo que significa que se derrite una vez que alcanza una cierta temperatura y se vuelve flexible, lo que esencialmente significa que prácticamente cualquier termoplástico se puede reciclar.

Sin embargo, el problema surge durante el proceso de clasificación en la planta de reciclaje, porque el PLA es prácticamente indistinguible del plástico PET y, si se reciclan juntos, reducirá la resistencia general y el valor de reventa del plástico reciclado.

Entonces, ¿qué opciones tienes tú, el chico/chica que creó demasiadas impresiones fallidas?

Envíelo a un Centro de Recuperación de Materiales

Los Centros de Recuperación de Material (MRF por sus siglas en inglés) funcionan como un destino de procesamiento intermedio para materiales potencialmente reciclables al clasificarlos y venderlos a los fabricantes para futuras producciones.

Puede ponerse en contacto con su MRF local para pedirles que se lleven su PLA, y de esta manera no terminará en un vertedero.

¡Una búsqueda rápida en Google de «Centro de Recuperación de Materiales cerca de mí» debería ser suficiente!

Sin embargo, si eres un tacaño como yo, te sorprenderá saber que hay una forma de reciclar PLA tú mismo y volver a fabricar filamento con él…

Recicle PLA con una extrusora de filamentos

¿Recuerdas lo que dije sobre los termoplásticos y su capacidad para derretirse? Bueno, puede usar todas sus piezas fallidas, fundirlas y volver a extruirlas sin perder prácticamente nada de material.

Sin embargo esto tiene un costo, ya que debe comprar una extrusora de filamentos como la Filastruder, o hacer una usted mismo, que, debo decir, no es una tarea sencilla.

Sin embargo, vale la pena señalar que la extrusora de filamento termina pagándose sola con el tiempo, ya que reducirá drásticamente la cantidad que gasta en filamento.

Ventajas de reciclar PLA

Aparte del lado obvio de «salvar el planeta», que es definitivamente la razón más importante para reciclar, existen otras claras ventajas para reciclar las impresiones fallidas:

Ahorra dinero

Triturar y volver a extruir el PLA no deseado te ahorrará dinero a largo plazo. Claro, tendrás que desembolsar una inversión inicial para obtener una extrusora de filamentos, pero con el tiempo valdrá la pena.

Solo asegúrate de mantener juntas todas las impresiones que se reciclarán y agrúpalas por tipo de filamento para no mezclarlas accidentalmente al hacer un nuevo filamento.

Más opciones de colores

Mezclar impresiones de diferentes colores, fundirlas y extruir el resultado combinado puede generar algunas combinaciones de colores interesantes, especialmente si sabes cómo mezclarlas y combinarlas para obtener el color que necesitas.

Desventajas de reciclar PLA

¿Pensabas que reciclar PLA era todo sol y arcoíris? Bueno, más o menos, ya que hay más pros que contras, pero aquí hay un par de desventajas que quizás no conozcas:

Mayor costo inicial

Si bien obtener una extrusora de filamentos y derretir sus impresiones puede ser muy rentable con el tiempo, la inversión inicial puede ser demasiado alta para muchos, especialmente si sólo imprime de vez en cuando.

Menor resistencia del material

El proceso de reextrusión del filamento tiene sus inconvenientes, uno de ellos es que la resistencia a la tracción del filamento puede reducirse a menos que el proceso se realice a la perfección.

Esto significa que será más probable que se deforme, sin mencionar la resistencia general de la impresión, etc.

Mi recomendación es obtener una buena extrusora de filamentos o enviar sus impresiones a un reciclador de PLA profesional que sepa lo que está haciendo.

Además de reciclar, es posible que también hayas estado tratando de averiguar si el PLA es biodegradable o no… Después de todo, es un plástico de origen vegetal, ¿no? Entonces, ¿por qué no sería así?

¿El PLA es biodegradable?

Fuente: Bioplasticnews.com

El PLA es considerado un plástico no biodegradable ya que no se puede biodegradar de forma natural en la biosfera porque requiere que se cumplan condiciones específicas, como temperaturas más altas, proporciones químicas específicas, y otras que sólo se pueden recrear en plantas industriales de compostaje.

Entonces, si bien es técnicamente «compostable», no es biodegradable ya que no puede degradarse en las condiciones tradicionales de compostaje.

FuenteBiodegradable Plastics (Wikipedia).

¿Es posible el compostaje de PLA en casa?

Si bien puede parecerte atractivo arrojar ese primer, y tal vez incluso terriblemente impreso, 3DBenchy en la compostera de tu jardín para que luego pueda servir como fuente de nutrientes para sus plantas, lamentablemente este no es el caso.

Acabo de mencionar que el PLA requiere que se cumplan unas condiciones específicas para ser biodegradado correctamente, y una de esas condiciones es una temperatura de alrededor de 65 grados centígrados, entre otras, y ¿cuántas composteras caseras conoces que alcanzan esa temperatura?

La verdad del asunto es que la única forma de biodegradar el PLA es enviándolo a una planta de compostaje industrial.

Entonces, qué debería hacer: ¿reciclarlo usted mismo o enviarlo a una planta de compostaje?

Qué es mejor para PLA: ¿Compostaje o Reciclaje?

Los estudios han demostrado que reciclar PLA (y esto también se aplica a cualquier otro plástico) tiene un impacto ambiental 50 veces menor que el compostaje y 16 veces menor que la combustión de PLA, razón por la cual los usuarios de impresoras 3D que imprimen con PLA deberían reciclarlo ellos mismos.

¿Recuerdas lo que dije sobre la compra de una extrusora de filamentos? Bueno, no sólo tu billetera lo amará por ello, sino también el medio ambiente, ya que terminará generando muchos menos desechos y ahorrando dinero en el proceso.

Hablando de desechos…

¿Cómo generar menos desechos?

Todos sabemos que la impresión 3D genera una gran cantidad de residuos innecesarios y, si bien puede ser imposible eliminarlos por completo, podemos tomar un par de precauciones para minimizarlos al máximo:

Vuelve a verificar la configuración de impresión

Los hilos, la extrusión excesiva o insuficiente, que la impresión no se adhiera a la cama, la deformación y muchos otros problemas, pueden deberse a configuraciones de impresión deficientes, y todas estas piezas mal impresas se desperdiciarán.

Asegurarse de que todas las configuraciones estén marcadas correctamente puede ayudar mucho en este sentido.

Usa menos soportes

Imprimir con soportes genera una gran cantidad de residuos de plástico y, en ocasiones, es posible que no se necesiten.

Cuando sea posible, intenta no usar soportes o propón formas creativas de implementarlos usando menos material.

Imprimir utilizando un borde en lugar de una balsa

Las balsas se utilizan para garantizar que su impresión se adhiera a la superficie de construcción de su impresora, pero usan mucho más material que los bordes, que es lo que le recomiendo que use en su lugar si es posible.

Conclusión

Como puede ver, las preguntas de «reciclaje» y «compostaje» no son tan simples como uno podría pensar.

En resumen, el PLA puede y debe ser reciclado por ti, ya sea usándolo para hacer filamento nuevamente o enviándolo a las instalaciones apropiadas que puedan reciclarlo adecuadamente, y también puede convertirse en abono, pero no en su patio trasero sino en plantas específicas de compostaje industrial.

Echa un vistazo a nuestra sección de productos recomendados

Creamos una sección de productos recomendados que te permitirá eliminar las conjeturas y reducir el tiempo dedicado a investigar qué impresora, filamento o mejoras obtener, ya que sabemos que esta puede ser una tarea muy desalentadora y que generalmente genera mucha confusión.

Hemos seleccionado solo unas pocas impresoras 3D que consideramos buenas tanto para principiantes como para intermedios e incluso expertos, lo que facilita la decisión, y tanto los filamentos como las mejoras propuestas fueron probados por nosotros y seleccionados cuidadosamente, para que sepas que, cualquiera que elijas, funcionará según lo previsto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba