11 Mejores Impresoras 3D para Terrenos: FDM y Resina (2022)

Entre las múltiples aplicaciones de la impresión 3D, podemos encontrar la representación física de terrenos reales a escala, tanto de accidentes naturales (montañas, cerros, y todo tipo de relieves) como de aquellos ambientes modificados por el hombre (ciudades, represas, etc.).

Este tipo de impresiones, que pueden realizarse a partir de archivos 3d generados por fotogrametrìa (una técnica avanzada de levantamiento cartográfico que se basa en el modelado a partir de fotografías), tiene aplicaciones en el ámbito de la geografía, la cartografía, el estudio de grandes estructuras, el impacto ambiental y muchas otras áreas de interés.

Aquello que hace algunos años era representado de manera bidimensional en cartografía de complicada interpretación para el usuario común, hoy puede imprimirse y analizarse de manera muy sencilla.

La pregunta entonces es ¿Qué es más conveniente para imprimir terrenos? ¿Una impresora de resina o una FDM tradicional?

Qué tener en cuenta

A continuación vamos a analizar cada opción para poder elegir la que mejor se ajuste a tus necesidades.

Precisión y Calidad de Impresión

En cuanto a precisión, las impresoras de resina son insuperables. Al utilizar tecnología láser, la definición en objetos especialmente pequeños es considerablemente superior.

Mientras que un nozzle común en perfecto estado no puede realizar líneas menores a 0.4 mm (las cuales se agrandan al aplastarse contra la última capa), la resolución que puede lograr una impresora 3d de resina convencional ronda los 0.05 mm y este valor puede reducirse mucho más con las nuevas pantallas LCD de 4K de resolución: hasta 0.01 mm para una definición casi perfecta.

Por su lado, las impresoras FDM tienen su característica terminación superficial de capas superpuestas, que las hacen inadecuadas para trabajos de precisión. Por esta razón, no suelen utilizarse en ortodoncia o joyería, dos nichos muy fuertemente vinculados a la impresión en resina.

Precio y costo de impresión

Si analizamos ahora el precio de las impresoras, su material de impresión y los insumos que requiere cada tecnología para realizar una impresión, la balanza se equilibra casi por completo.

Los precios de las impresoras de resina más económicas suelen rondar los u$s 350, mientras que una impresora FDM puede conseguirse por u$s 200.

Si bien la calidad de impresión puede hacer que uno evalúe la inversión inicial, también debe tenerse en cuenta que el material de impresión es más caro que su contraparte de filamento: el precio por kilogramo de resina es al menos 10 veces más alto que el del filamento PLA más económico.

Teniendo en cuenta que en todo momento, y en especial cuando uno está aprendiendo a usar la impresora, existe el riesgo de impresiones fallidas, el valor de la resina se vuelve aún más alto con cada mililitro desperdiciado.

Al usar filamento, es más “económico” incluso equivocarse.

Por último, la limpieza de las impresoras de resina se realiza con alcohol isopropílico, un insumo también caro.

Para limpiar la impresora de filamento, suele ser suficiente un trapo húmedo.

Velocidad de impresión

En impresión 3D, hablar de velocidad es sinónimo de resignar calidad. Esto significa que podemos buscar rapidez en el proceso si estamos dispuestos a perder definición en cada pieza.

Las impresoras FDM suelen usarse para prototipado rápido, en ocasiones en las que la calidad final del objeto no es determinante. Por su parte, las impresoras de resina son más lentas pero su terminación ya es la definitiva.

Cuando se imprimen terrenos, una de las características más requeridas es la resolución de impresión en detalles muy pequeños, ya que su uso suele estar relacionado a estudios de alta precisión.

Los desniveles del relieve, las grietas en la roca o los efectos de la sedimentación son demasiado pequeños como para imprimirse con una impresora FDM en tiempos reducidos.

Teniendo en cuenta que para este tipo de trabajos se suele utilizar toda el área de impresión disponible, una impresión FDM que busque gran calidad puede demorar incluso varios días.

Capacidad/volumen

En nuestro artículo sobre Impresoras 3D FDM vs Impresoras de Resina, ya hemos visto las principales características y diferencias entre los dos tipos de tecnología, te recomendamos leerlo para tener más información al respecto.

Como regla general, las impresoras FDM de costo medio y bajo suelen tener una cama caliente de tamaño estandarizado de 20 x 20 cm con esa misma distancia de altura.

Por poco dinero más, se pueden conseguir versiones de 30 x 30 x 30 cm. Mientras tanto, las impresoras de resina son mucho más reducidas en volumen, alrededor de 12 x 8 cm con una altura máxima de 16 cm.

Desde este punto de vista, la tecnología FDM es ampliamente superior para las necesidades específicas de la impresión de terrenos.

Las mejores impresoras 3D para terrenos: FDM y Resina

A continuación vamos a analizar las mejores impresoras del mercado para imprimir terrenos, tanto en tecnología FDM como resina.

Tuvimos en cuenta las características más importantes que necesitan cubrir para lograr impresiones de alta calidad y detalle hasta en los sectores más pequeños del archivo a imprimir: adecuada resolución, gran volumen de impresión, confiabilidad en su diseño y velocidad de impresión.

Además, se tiene en consideración el precio y su disponibilidad en el mercado.

Cabe mencionar que no se incluyen en la presente lista las impresoras de tipo delta, cuya principal característica es su alta velocidad de impresión sin resignar calidad.

Aunque su accionamiento particular suele permitir la impresión de objetos muy altos, el tamaño de su base circular es demasiado reducido y no resulta muy adecuado para imprimir grandes extensiones de terreno.

Prusa I3 MK3s+

La mejor impresora FDM de todas: alta calidad y gran confiabilidad

Desde hace años la Prusa i3 MK3s+ es considerada la mejor opción en impresión 3D FDM, debido a los insuperables resultados en las piezas realizadas con esta máquina.

Prácticamente Plug & Play, la Prusa I3 original se impone por la calidad de sus componentes, el constante perfeccionamiento de su firmware y la rigidez de su estructura, sumados a un sistema de extrusión directa por engranajes Bondtech con hotend E3D V6 que aseguran la correcta fundición de varios tipos de filamento.

Dada su notable rigidez, esta impresora puede alcanzar velocidades de desplazamiento de más de 200 mm/s, en un volumen de trabajo de 25×21×21 cm. Cuenta con un sistema de nivelación automático mediante malla con el sensor SuperPINDA de alta sensibilidad.

Prusa 3D ofrece además una línea de filamentos de calidad premium, entre los cuales se destaca el PLA Vanilla White, cuyo color brinda una excelente base para el pintado del terreno. Otras marcas ofrecen PLA Wood, una combinación de filamento con fibras de madera que da un acabado elegante a piezas que no requieran pintado.

¿Por qué es ideal para la impresión de terrenos? Porque combina la mejor calidad en FDM, alta velocidad de impresión y un volumen de trabajo de gran tamaño, con la garantía del fabricante de impresoras más prestigioso del mundo. Su única contra: su precio, aunque no sea excesivo teniendo en cuenta sus componentes y prestaciones, puede resultar restrictivo para algunos usuarios.

Puedes comprar la Prusa i3 MK3S+ aquí: Official Prusa Website.

Ender 3 S1 y S1 Pro

La mejor relación precio-calidad del mercado actual!

La Creality Ender 3 se ha vuelto desde hace varios años la impresora más vendida de todas, gracias a su cada vez mayor calidad de fabricación y su insuperable precio.

Su versión S1 es un modelo mejorado que incorpora nuevas funciones y características que potencian todo lo bueno que ya tenía su antecesora.

Su volumen de impresión se aumentó a 22 x 22 x 27 cm, incorporando además un extrusor de tipo directo de baja inercia, de manera de no reducir su velocidad de impresión, estimada en un máximo de 150 mm/s.

Su placa silenciosa de 32 bits asegura una calidad de impresión precisa de +-0.1mm de resolución, e incorpora funciones como el sensor de filamento, nivelación automática de la cama y reanudación por corte de energía.

El hotend incorporado permite la utilización de filamentos de temperatura de impresión menores a 260ºC, lo cual incluye la mayoría de los materiales más usados, y si quieres imprimir materiales como el Policarbonato, entonces la Ender 3 S1 Pro, la cual cuesta un poco más que la S1, puede servirte ya que logra imprimir a unos 300ºC.

Puedes comprar la Ender 3 S1 aquí: Creality Website, Amazon, Banggood, 3D Printers Online.

Creality CR-30

Impresión infinita al alcance de todos

La CR-30 de Creality cambia el paradigma de la impresión 3D hogareña: permite imprimir un volumen infinito al incorporar una cama caliente en forma de banda continua, que se desplaza todo lo que sea necesario, de acuerdo al modelo deseado. La única limitación son el ancho y el largo del archivo, debe ser menor a 20 x 17 cm.

Si bien su principio de funcionamiento puede resultar un poco complicado para nuevos usuarios, la impresión continua puede ser la opción más adecuada de todas para imprimir grandes extensiones lineales de un terreno.

Sus características de impresión son más bien conservadoras: una temperatura de impresión de hasta 240ºC deja afuera algunos materiales de uso específico, y su velocidad de impresión no es tan elevada como se podría desear.

Artillery Genius Pro

Practicidad y buen precio

Artillery Genius es sinónimo de facilidad de uso, y en su versión Pro incorpora un paquete de mejoras que la vuelven una opción más que considerable a la hora de comprar una nueva impresora.

Cuenta con nivelación automática, drivers silenciosos, doble eje Z y estructura reforzada de tipo cartesiana.

Su velocidad de desplazamiento puede alcanzar los 250 mm/s, logrando reducir tiempos de impresión al mínimo. Si la consideramos para la impresión de terrenos, su volumen útil es de 22 x 22 x 25 cm, una medida levemente superior a la de las impresoras de su misma gama de precios.

Su extrusor directo tipo Titán con hotend Volcano es sumamente confiable y preciso, garantizando que los detalles se impriman correctamente en cada capa.

En términos calidad-precio, la Artillery Genius Pro es prácticamente imbatible y resulta ser una de las mejores opciones tanto para principantes cómo expertos.

Puedes comprar la Artillery GeniusPro aquí: Amazon, Banggood, 3D Printers Online.

TRONXY X5SA Pro

Recomendable para usuarios exigentes y experimentados

Hasta ahora analizamos impresoras FDM de tipo cartesiana, ya que son más económicas y suelen ser la mejor opción para principiantes, pero existen también las impresoras de configuración Core XY, cuyas estructuras son sumamente rígidas e incorporan guías lineales de alta precisión.

Dentro de este tipo se encuentra la TRONXY X5SA Pro, una impresora con volumen de impresión de hasta 33 × 33 × 40 cm, carcasa de aluminio, extrusor Titán y temperaturas de impresión de hasta 275 ºC, lo cual permite la impresión de materiales extremadamente exigentes como el Nylon.

El tamaño de su base y la calidad que se puede lograr con esta máquina la hacen una candidata ideal para la impresión de grandes extensiones de terreno. Desde ya, tantas cualidades positivas tienen su contraparte en su precio, además de la necesidad de ensamble ya que se distribuye en un kit DIY.

Las impresoras de estilo Core X/Y también permiten imprimir a una velocidad mucho mayor que las cartesianas debido a que lo que se mueve en el eje Y no es la cama sino el extrusor, y esto elimina mucho los defectos como el ringing o ghosting.

Puedes comprar la Tronxy X5SA-500 Pro aquí: Amazon, Banggood, 3D Printers Online.

Creality CR-6 Max

Impresiones gigantes y de calidad

Lo que destaca a esta impresora y le da su nombre es el enorme volumen de impresión con el que cuenta: 40 x 40 x 40 cm. Cuenta con un doble eje Y para soportar y mover el peso de la cama al imprimir las piezas más grandes posibles.

Su auto nivelado es preciso y confiable, requisito indispensable para la calibración de impresoras de gran extensión.

Aunque es algo más lenta que sus hermanas menores, puede alcanzar los 260 ºC y cuenta con sensor de filamento y pantalla táctil HD.

Prusa Mini+

Máxima confiabilidad en tamaño compacto

La Prusa Mini es la versión pequeña de la Prusa I3, y cuenta con prácticamente todas sus funciones y características a un precio menor. Desde ya que su volumen de impresión es más reducido, de tan solo 18 x 18 x 18 cm, lo cual puede desalentar a quienes necesitan imprimir grandes terrenos. Si las exigencias no son tan restrictivas, la Mini puede ser una opción intermedia a considerar.

Otra de las diferencias es que no cuenta con un extrusor directo, lo cual no permite imprimir materiales demasiado flexibles ya que es dificil empujarlos por el tubo Bowden.

Anycubic Kobra Max

El mayor volumen de impresión

Al contar con un tamaño de impresión de 40 x 40 x 45 cm, no existe otra impresora con este volumen de impresión en la misma gama de precios, por lo que la Kobra Max puede adaptarse completamente a las exigencias de la impresión de terrenos, sin resignar calidad y con una velocidad más que aceptable: hasta 180 mm/s.

Viene pre ensamblada y cuenta con nivelación automática, reanudación de impresión por corte de energía y sensor de filamento, una característica prácticamente indispensable para este tipo de impresoras, que pueden fácilmente derretir una bobina completa de filamento en cada uso.

Anycubic Photon M3 Max

La opción gigante en resina

Adentrando el análisis en la tecnología de impresión de resina, encontramos la Anycubic Photon M3 Max, una impresora SLA de volumen aumentado: permite la réplica de objetos de hasta 29,8 x 16,4 x 30 cm, superando ampliamente el standard en impresoras económicas de resina.

Su velocidad alcanza los 6 cm de altura por hora, y su precisión viene dada por un proyector 7K, de 6,480 x 3,600 pixels, lo cual permite crear objetos de altísima calidad y detalle.

Prusa SL1S SPEED

Máxima velocidad con calidad Prusa

Si algo destaca de esta impresora de resina es su velocidad de impresión, ya que alcanza un tiempo de exposición de 1,4 segundos en una pantalla de 2560×1620 pixeles de resolución.

Su estructura de aluminio asegura un funcionamiento preciso para lograr una calidad de nivel industrial. El volumen máximo de impresión que alcanza es de 12,7 × 8 × 15 cm, algo reducido para terrenos pero con una calidad tope en su gama.

El la impresora de resina ideal para quien necesite imprimir pequeños detalles que formarán parte de un terreno de la manera más rápida posible.

Elegoo Mars 3 Ultra 4K

Una gran opción para presupuestos acotados.

La Mars 3 de Elegoo incorpora un proyector 4K de alta resolución para lograr una definición de 0.035 mm en los ejes XY. Con un volumen máximo de 8,9 x 14,3mm x 17,5 cm, esta impresora es la alternativa ideal cuando se busca la mejor relación precio-calidad.

Phrozen Sonic Mega 8K

La más ambiciosa de todas.

Esta impresora tiene por objetivo de diseño romper todas las limitaciones de la impresión 3D: asegura excelente calidad, bajo tiempo de impresión y volumen XXL.

Con piezas de hasta 33 x 18.5 x 40 cm, no hay terreno que no pueda ser reproducido por esta máquina, aunque para adquirirla hay que desembolsar más de u$s 2200, dejando en el camino a los entusiastas y aficionados.

¿Cuándo deberíamos usar impresoras FDM y cuándo las de resina?

Si tenemos acceso a ambos tipos de impresora, existe la posibilidad de optimizar ambas tecnologías y lograr resultados precisos y económicos a la vez. Esto se logra dividiendo el archivo a imprimir en 2 categorías: aquellas partes que requieren detalles finos y aquellas que pueden imprimirse rápido sin reparar tanto en la terminación.

Entre las primeras podemos seleccionar árboles, vehículos, puentes, pequeñas viviendas o incluso personas y animales. La impresión en resina es ideal para replicar miniaturas, un campo donde es ampliamente utilizada, por lo cual podrían imprimirse aparte todas estas piezas usando una impresora económica y de poco volumen de impresión.

Por otra parte, se puede usar una impresora FDM para imprimir el terreno y sus relieves. Los grandes cerros o los edificios de mayor tamaño ocupan mucho lugar en estas piezas y no tienen detalles finos que dependan de una pequeña resolución, por lo que la impresión en filamento económico cubre este flanco a la perfección.

La integración final del terreno se logra mediante el pegado de todas las piezas entre sí, un proceso que, bien realizado, se torna prácticamente imperceptible. Lo único que queda para dotar de gran realismo al diorama resultante es el pintado del terreno con los colores más cercanos a la naturaleza representada.

¿Qué tipo de pintura se utiliza para pintar estas piezas?

Tanto los plásticos más comunes de uso en impresión FDM como las resinas fotosensibles que usan las impresoras SLA pueden ser pintados utilizando pinturas acrílicas decorativas del mismo tipo que se usan para aeromodelismo y miniaturas.

El único inconveniente a resolver es la adhesión de las pinturas a la pieza, que depende del tipo de material a pintar y de su rugosidad superficial. Para solucionar este problema, se utilizan los llamados primers o imprimantes, que son bases de adherencia que funcionan como intermediarios y garantizan el correcto enlace entre objeto y pintura.

Si bien los primers pueden servir de base para cualquier tipo de pintura, siempre es recomendable utilizar la misma marca de pintura e imprimante y asegurarnos que el acabado será perfecto y no habrá zonas de poca adherencia.

A continuación mencionaremos algunas marcas de primera calidad para el pintado exitoso de terrenos impresos.

Marcas de Primers

  1. Tamiya: Una de las marcas más reconocidas a nivel mundial, cuenta con la más amplia gama de productos para uso hobbista y profesional.
  2. Revell: Sinónimo del más alto nivel en modelismo, la marca Revell cuenta con su propia línea de elementos para pintura realista de terrenos y vehículos.
  3. Krylon: La línea artística de Krylon está a la altura de sus pinturas automotrices e industriales, con una extensa variedad de colores y tonalidades.

¿Qué impresora recomendamos para imprimir terrenos?

Teniendo en cuenta que se quiera empezar con este tipo tan particular de impresiones, sin considerar la compra de dos máquinas de distinta tecnología, una buena y confiable impresora FDM puede ser la mejor opción, y cuando decimos buena y confiable no existe mejor impresora que la Prusa I3 para exigir al máximo sus capacidades.

Desde luego, muchos usuarios nuevos pueden optar por algo más económico. En ese caso, tampoco hay muchas dudas al respecto: la Ender 3 S1 Pro, con su volumen aumentado de impresión a un precio más accesible, gana en todos los terrenos.

Conclusión

Habiendo analizado tantas opciones, queda claro que el panorama es muy amplio. La impresión de terrenos naturales requiere un gran volumen de impresión y detalles muy finos en zonas reducidas. La conjunción de 2 impresoras , una FDM de gran tamaño y una de resina con buena resolución termina siendo la mejor opción para resultados de nivel profesional.

Debido a que esto exigiría un gasto excesivo para la mayoría de los usuarios, creemos que es mejor empezar con FDM y dejar la inversión en resina para más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba